Archivo | 12:24 pm

¿Qué ocurre con la investigación española en Ciencias Sociales?

25 oct

Pese al incremento en la cantidad e impacto de la investigación realizada desde España en los últimos años, hay un área que no termina de despegar y converger con la investigación que se hace a nivel internacional. Se trata de las Ciencias Sociales. Aunque hay investigadores y grupos de enorme calidad, las estadísticas muestran síntomas muy preocupantes acerca de nuestra situación científica.

1. El impacto medio de los trabajos españoles en Sociales (excluídas Economía y Psicología) en los últimos diez años es de 2,69 citas por artículo (la media mundial en Sociales es 4,58), es decir estamos a años luz de igualar la media mundial. Si contamos únicamente los 45 países con mayor número bruto de citas en la última década, nos situamos en el puesto 37, codeándonos con Corea del Sur, India y Turquía. Para hacernos una idea, la media de nuestros vecinos es 2,92 en el caso de Portugal, 3,59 Francia, o 4,48 Italia. Como se ve en este gráfico de Thomson ESI, no sólo no hemos mejorado en los ultimos años sino que hemos retrocedido

En Economía y Psicología también estamos por debajo de los promedios mundiales, pero al menos no estamos tan lejos de los países de nuestro entorno. Esto es lo que ocurre en Economía, que también se ha estancado en el último quinquenio.

2. Estos datos se refieren a los investigadores españoles en Sociales que publican en revistas ISI, pero ¿cuántos son? Bueno, no lo sabemos a ciencia cierta, pero tomando los datos de investigadores que solicitaron proyectos del Plan Nacional de I+D en la convocatoria de 2007, en Sociales, (incluye Documentación, Comunicación, Periodismo, Sociología, Políticas, Antropología) un 71% de ellos no había publicado ningún trabajo ISI en los siete años anteriores a la solicitud, y un 66% en Educación tampoco lo había hecho. Los datos son bastante mejores en Economía (28%), y en Psicología, un 20%, que van publicando sus trabajos, aunque con escaso impacto. Por supuesto muchos de estos investigadores sin repercusión internacional recibieron financiación para desarrollar sus proyectos. La entrada en ISI de numerosas revistas españolas (y latinoamericanas) ha hecho que el número de autores “internacionales” vaya aumentando poco a poco a la vez que va cayendo el impacto medio de la investigación. En este gráfico referente a la Sociología y la Política; se ve el desmesurado incremento en la producción en revistas en idiomas distintos del inglés (es decir, básicamente en español) desde 2007.

3. Fuera de los aspectos bibliométricos hay más signos de alarma. En la última convocatoria de los proyectos que concede el European Research Council (ERC) a jóvenes investigadores, las Starting Grants, España ha conseguido unos resultados globales muy aceptables (25 proyectos) sin embargo en el área de Ciencias Sociales y Humanidades no se ha conseguido ninguna financiación. Otro ejemplo es el programa Severo Ochoa que ha seleccionado a ocho centros españoles como excelentes en investigación. Aquí ha sido galardonado sólo uno de Sociales (Barcelona Graduate School of Economics), un centro con unas características muy peculiares, que hacen que se diferencie mucho del centro de investigación al uso.

¿Cuál es el problema de las Ciencias Sociales españolas? En mi opinión la entrada de revistas españolas en el índice internacional está desincentivando a muchos investigadores a enviar sus trabajos a revistas con mayor visibilidad. Ojo, no digo que estas revistas lo estén haciendo mal (algunas muy bien), sino que en principio no hay beneficio en dejarse el pellejo intentando publicar en las revistas con mayor visibilidad (Q1 o Q2) si no hay incentivos para ello por parte de las instituciones, o estos son escasos (y con tendencia a rebajar la exigencia aún más, véase el desolador baremo que proponen los decanos de Economía). Así, parece necesario, entre tantos cantos de excelencia, buscar justo es0, y elevar los estándares de calidad subiendo la exigencia (y los estímulos) para los investigadores sociales -como se hace por ejemplo con los médicos en la principal convocatoria nacional-, a fin de no caer en el conformismo, tanto en lo que se refiere a la publicación de resultados de investigación como en lo que respecta a solicitudes de financiación.

Con el actual contexto de fusiones, alianzas, recortes y la perspectiva económica negativa para los próximos años, es más necesario que nunca elevar la calidad de la investigación española en Ciencias Sociales. Por si las moscas.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 300 seguidores

%d personas les gusta esto: