El lado oscuro de la ciencia: editoriales, revistas y conferencias fraudulentas

2 nov

Uno de los aspectos más oscuros de la publicación académica es la proliferación de editoriales, revistas y congresos “científicos” cuya única y exclusiva finalidad es sacar partido económico de las necesidades de publicación (y de los pocos escrúpulos, a veces) de académicos, opositores y concursantes a plazas varias en la administración pública. Aunque lo enmascaren, estas publicaciones no tienen ningún control de calidad científico, y sin embargo en ocasiones son validados por algunas administraciones en sus concursos. Así, por ejemplo hace unos meses salía a la luz los tejemanejes de academias de oposiciones que ofrecían la publicación de capítulos de libros a los sufridos opositores, lo que le contaba como mérito en las oposiciones (aquí tenéis un foro donde se promocionan estas editoriales “patera”).

Fake Science - Protect Against HangoversTambién es frecuente que (dado que no hay listados consensuados de editoriales de prestigio) existan algunas que publican todo lo que les llega por un módico precio. Esto lógicamente no es ilegal, pero tampoco es científico. En Alemania las bibliotecas universitarias se han puesto las pilas ante este fenómeno y están elaborando listados de editoriales que no aplican revisión científica a fin de evitar la compra de estos libros, y de que no computen a efectos de valoración académica. En el blog copy shake and paste podemos encontrar un listado de editoriales que incurren en estas prácticas y de casos concretos muy exóticos.

Con la facilidad para publicar de forma electrónica, este fenómeno también ha saltado a las revistas científicas, que bombardean a los pobres investigadores con ofertas para publicar en sus revistas, bajo la promesa de una publicación rápida y limpia, que le servirá para progresar en la endiablada carrera académica. Estas revistas guardan tan bien la apariencia que podrían pasar como “serias” en muchos comités de evaluación (y probablemente si uno no es experto en el área o en publicación científica no se daría cuenta de la naturaleza de estas revistas), pero lo cierto es que bajo la modalidad open access  “autor paga” (una verdadera puerta abierta a los abusos) intentan ocultar el nulo rigor de sus publicaciones y hacen un buen negocio (un ejemplo y otro ejemplo, y otro en mi viejo blog).

De nuevo, son muchos los académicos que participan en dicho juego, en muchos casos sin mala fe. Pongamos el caso de un joven investigador al que le ofrecen participar como revisor o formar parte del comité editorial de alguna de estas revistas, o que pueda ver su trabajo publicado en una revista de título rimbombante, en inglés y con toda la apariencia de revista de “calidad”… Esta circunstancia, por lo que veo en los nombres y afiliaciones de artículos y comités editoriales, parece afectar principalmente a países en vías de desarrollo y del tercer mundo poco duchos quizá en el entramado de la publicación científica, y probablemente con unos criterios de evaluación lejos de los países científicamente más avanzados (pero ojo, que también hay norteamericanos, europeos y españoles, claro).

Una variante de esta modalidad es la invitación a participar en congresos científicos. Son varios los blogs que informan de artículos generados automáticamente aceptados para congresos (por ejemplo, este especializado en falsas conferencias del IEEE). En este caso, la aceptación conlleva la inscripción obligatoria al congreso, con lo que la organización ya tiene asegurada un buen dinero, y en muchos casos la publicación posterior en alguna de las revistas de la editorial organizadora del congreso (por la que también habrá que soltar unos cientos de euros en concepto de gastos de publicación), por lo que ya tenemos la cuadratura del círculo vicioso.

Estos casos recuerdan muy a las claras que en cualquier evaluación que se haga, debe haber elementos que permitan valorar la calidad de las constribuciones, y no la mera cantidad de las mismas, ya sea a partir de las fuentes donde se publica o de la evaluación por expertos del trabajo (¡pero que haya algo!). Del mismo modo también anuncia la necesidad de que organismos e instituciones saquen a luz los casos fraudulentos o dudosos que detecten, y elaboren listados de editoriales, revistas, congresos y organizaciones fraudulentas a fin de que sus investigadores no sean engañados por estos timadores ni se dejen tentar por el “lado oscuro” de la publicación científica.

20 comentarios to “El lado oscuro de la ciencia: editoriales, revistas y conferencias fraudulentas”

  1. Josep noviembre 2, 2011 at 6:00 pm #

    Lo que cuentas y más es tan cierto como que en internet se ofrecen todo tipo de falsificaciones de estancias, firmas de artículos, intercambios de ambas entre autores,… Esto se sabía desde que se creó la ANECA, pero casi nadie quiso verlo. Si para ganarse el pan hay que reunir papeles varios, la gente aparca la ética por un tiempo y cuando tiene estabilidad laboral la recupera o no, según el interés que tenga por llegar hasta la cátedra lo antes posible. Habría que estudiar la producción de los funcionarios y la de los precarios para ver si es mejor dar estabilidad primero y exigir después o al revés. Hoy no hablamos de las estancias en otras universidades, pero ese es otro agujero negro lleno de gente que se va a escribir un artículo o parte de su tesis a la biblioteca de otra universidad y vuelve diciendo que ha hecho una estancia de investigación. ¿Desde cuándo cambiar de ubicación para seguir haciendo lo mismo es una estancia de investigación? Si tienes todos los medios en tu universidad, sólo te vas porque te lo pide la ANECA, no porque sea necesario, ni porque vayas a aprender nada nuevo. Además, la saturación de solicitudes ha conseguido que las universidades de prestigio no quieran saber nada de los españoles. Pronto empezarán a cobrarnos por ir a visitarles.

  2. Álvaro Cabezas noviembre 3, 2011 at 5:13 pm #

    Gracias Josep por tu comentario. Es naturaleza humana adaptarse a lo que nos piden, pero eso no tiene por qué significar hacer las cosas mal. Lo de las estancias es a priori una buena medida y muy beneficiosa, lo que pasa es que la “picaresca” o los pocos escrúpulos de algunos le dan la vuelta a todo.

    En fin, depende de cómo lo quiera aprovechar cada uno porque la gente que yo conozco que se ha ido de estancia ha aprovechado el tiempo, ha hecho buenas relaciones científicas y ha producido artículos de calidad. Parece que la ANECA tiene ahora culpa de todos los males de la universidad, y tampoco creo que sea así….

    ¡Un saludo!

  3. Rafael Repiso noviembre 4, 2011 at 8:10 pm #

    Umberto Eco describe en el péndulo de Foucault la picaresca de las falsas editoriales. La descripción general que el autor hace de este mundo es extrapolable a todos los timos que estamos viendo. Tienes que hacer una entrada sobre el “SPAM científico”.

    • Álvaro Cabezas noviembre 5, 2011 at 12:08 pm #

      Gracias Rafa por la mención literaria, tendré que retomar el farragoso Péndulo de Foucault.

  4. esteve noviembre 9, 2011 at 9:48 pm #

    En esta misma línea tenemos el caso del “CRAP paper” para poner en evidencia esta práctica editorial de algunas revistas electrónicas: manuscrito “Inventado” (generado mediate un software ad hoc) que fue enviado a una supuesta revista científica y que, tras pasar un supuesto peer review, fue aceptado para su publicación.
    El artículo, con todo lujo de detalles, en New Scientist: http://www.newscientist.com/article/dn17288-crap-paper-accepted-by-journal.html

    • Álvaro Cabezas noviembre 10, 2011 at 1:57 pm #

      Sí, es prácticamente el mismo caso que comentaba para los congresos. Gracias por la referencia. Un saludo.

  5. Enrique noviembre 19, 2011 at 7:42 pm #

    Estimado Álvaro:
    soy un seguidor tuyo desde tu antiguo bloc, pero no me atrevía a aporta nada, de hecho creo que no lo hago, pero con respecto a este tema me gustaría contarte mi experiencia. No lo cuento por como acabo, pues acabo bien para mi, sino como las instituciones publicas se lavan las manos. Os resumo
    Para una plaza de universidad, un candidato, presenta en una revista digital 10 artículos distribuidos en diferentes números de la revista de cuatro años. Hasta aquí nada irregular. El tema es que la revista sale en formato papel y digital, y al ver los números en formato papel, se ve que los artículos no existen. sin embargo si existen en digital, casualmente son los últimos artículos de cada uno de los números de los últimos 4 años. En este sentido, revisamos los trabajos y vemos que han sido creados en el año 2009, y sin embargo están publicados en números de la revista del 2007. Vamos al notario, y lo certifica.
    Todo esto se envía a la ANECA, y estos nos dicen que no son un órgano sancionador.
    Lo enviamos a DICE, y se vuelven a lavar las manos, pues ellos dicen que si cumplen los principios formales, ellos no son órganos sancionadores.
    Es decir, dos organismos públicos, o al menos subvencionados con fondos públicos, simplemente se lavan las manos.
    Quien tiene que actuar????.
    Casualmente el director de la revista es el director del departamento donde se convoca la plaza.
    Esto hay que decirlo y las instituciones publicas deben ser capaces de tomar decisiones
    Saludos y enhorabuena por el bloc
    Perdonar el tostón, pero contarlo ayuda…..

    • Álvaro Cabezas noviembre 21, 2011 at 11:22 pm #

      Enrique, muchas gracias por tu comentario. Desde luego no es un tostón, sino un gran ejemplo de cómo funcionan las cosas en ciertos departamentos. El caso de la revista no es para Aneca o Dice, es para Iker Jiménez, porque tener artículos “creados” en 2009 en un volumen fechado en 2007 está cercano a lo paranormal.

      Ahora en serio, creo que esto es más un caso para poner en conocimiento de los juzgados que para que lo dilucide la Aneca (que, creo que llevan razón, no podrían ponerse a investigar cada caso dudoso que les llegue) u otros órganos. Aunque como dices, quizá tampoco debieran lavarse las manos de esa manera.

      Un saludo y muchas gracias, Enrique.

  6. GADICI septiembre 9, 2013 at 8:00 pm #

    Reblogueó esto en divulgagadiciy comentado:
    El comité de calidad de las editoriales.

Trackbacks/Pingbacks

  1. El lado oscuro de la ciencia: editoriales, revistas y conferencias fraudulentas | Universidad y Ciencia | Scoop.it - noviembre 3, 2011

    […] El lado oscuro de la ciencia: editoriales, revistas y conferencias fraudulentas Uno de los aspectos más oscuros de la publicación académica es la proliferación de editoriales, revistas y congresos "científicos" cuya única y exclusiva finalidad es sacar partido económico… Source: alvarocabezas.com […]

  2. El lado oscuro de la ciencia: editoriales, revistas y conferencias fraudulentas | TIC y Bibliotecas | Scoop.it - noviembre 3, 2011

    […] El lado oscuro de la ciencia: editoriales, revistas y conferencias fraudulentas Uno de los aspectos más oscuros de la publicación académica es la proliferación de editoriales, revistas y congresos “científicos” cuya única y exclusiva finalidad es sacar partido económico de las necesidades de publicación (y de los pocos… Source: alvarocabezas.com […]

  3. El lado oscuro de la ciencia: editoriales, revistas y conferencias fraudulentas | "Biotech and Mol Bio" | Scoop.it - noviembre 3, 2011

    […] El lado oscuro de la ciencia: editoriales, revistas y conferencias fraudulentas Uno de los aspectos más oscuros de la publicación académica es la proliferación de editoriales, revistas y congresos "científicos" cuya única y exclusiva finalidad es sacar partido económico… Source: alvarocabezas.com […]

  4. El lado oscuro de la ciencia: editoriales, revistas y conferencias fraudulentas - noviembre 5, 2011

    […] El lado oscuro de la ciencia: editoriales, revistas y conferencias fraudulentas alvarocabezas.com/2011/11/02/el-lado-oscuro-de-la-ciencia…  por errepece hace nada […]

  5. El lado oscuro de la ciencia: editoriales, revistas y conferencias fraudulentas | Noticias - d2.com.es - noviembre 6, 2011

    […] » noticia original […]

  6. El lado oscuro de la ciencia: editoriales, revistas y conferencias fraudulentas « Ubuntu y Software Libre al 150% - diciembre 2, 2011

    […] “científicos” cuya única y exclusiva finalidad es sacar partido económico…Via alvarocabezas.com GA_googleAddAttr("AdOpt", "1"); GA_googleAddAttr("Origin", "other"); […]

  7. El lado oscuro de la ciencia (II): Listado de editoriales “open access” fraudulentas « Primer cuartil (Q1) - diciembre 9, 2011

    […] con la serie El lado oscuro de la ciencia, el bibliotecario Jeffrey Beall, de la Universidad de Colorado, ha realizado un excelente trabajo […]

  8. El lado oscuro de la ciencia (II): Listado de editoriales “open access” fraudulentas | Bibliotecas Hospitalarias - diciembre 23, 2011

    […] con la serie El lado oscuro de la ciencia, el bibliotecario Jeffrey Beall, de la Universidad de Colorado, ha realizado un excelente trabajo […]

  9. Investigación en Comunicación ¿En qué revistas publicar? at El site de Rafael Repiso - mayo 16, 2012

    […] El lado oscuro de la ciencia: editoriales, revistas y conferencias fraudulentas […]

  10. Biblioteca » Revistas fraudulentas donde nunca debes publicar - abril 4, 2014

    […] interesante de revistas fraudulentas para no publicar en […]

  11. El lado oscuro de la ciencia: editoriales, revistas y conferencias fraudulentas - Educacion enpildoras.com - abril 25, 2014

    […] Continuar leyendo: El lado oscuro de la ciencia: editoriales, revistas y conferencias fraudulentas […]

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 306 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: